Historia

Los primeros testimonios de asentamientos de población en la zona datan de la época prerromana.

En la época en que los celtíberos ocuparon el centro, norte y este de la Península, el territorio del pueblo se encontraba entre las tribus de los vetones y los carpetanos, y desde el 133 a. C., con la caída de Numancia, pasó a poder de Roma.

La época visigoda nos deja como testimonio la notable necrópolis de Navaserrada, con más de una veintena de tumbas, bien conservadas, y en su entorno más inmediato, restos de cimentaciones y paredes de viviendas.

De la época musulmana no existe constatación documental. Tan sólo en la Leyenda de la Niña Montero, una muestra de la tradición oral de nuestro pueblo, se habla de la ermita de los moros.

En 1273, el Rey Alfonso X el Sabio concede una carta de otorgamiento de la heredad, con la categoría propia de las Villas, a la entonces aldea de “El Foyo”. http://elhoyodepinares-fondodocumental.blogspot.com.es/2012/09/otorgamiento-del-termino-municipal-de.html

En 1476, por mandato de los Reyes Católicos, El Hoyo se adjudicará a la Ciudad y Tierra de Ávila.

En 1587 Hoyo de Pinares inicia los trámites para ser Villa independiente.

Durante el reinado de Felipe IV (1621-1665) se consigue la aspiración de volver a ser Villa independiente, previa compra del título a La Corona.

De 1698 es la actual denominación de “El Hoyo de Pinares”.

Y desde el año 1851 volvemos a formar parte de la Ciudad y Tierra de Ávila.

De 2001 es la aprobación del Escudo Heráldico Municipal con la siguiente descripción: “De plata tres pinos arrancados de sinople puesto en faja, siendo el central de mayor altura; bordura de gules; al timbre corona real cerrada”.

De 2013 es la aprobación de la Bandera Municipal siguiendo la costumbre castellano-leonesa y que consiste en paño de color verde heráldico; sobrepuesto al centro, el escudo municipal en sus colores.

Y de 2013 también es la composición, presentación y cesión de los derechos del Himno de Hoyo de Pinares al ayuntamiento por parte de la Escuela Municipal de Música.

Como vemos, el Hoyo de Pinares guarda memoria y vestigios de sucesivas etapas que han ido conformando la esencia de sus gentes y los límites de su territorio.